Pronunciamiento Ante Allanamiento De Las Instalaciones De Co-Madres Y Robo De Archivos

Comunicado

El próximo 30 de julio se conmemora la Masacre estudiantil del 30 de julio de 1975, la cual diera pie al surgimiento del Comité de Madres y Parientes de Prisioneros, Desaparecidos y Mártires Políticos de El Salvador (CO-MADRES), con el objetivo de encontrar el paradero de decenas estudiantes detenidos y desaparecidos por la Guardia Nacional y el Ejército.  A 46 años de dicha tragedia, esta emblemática organización ha sido víctima de una serie de afrentas que se asemejan a los ataques ejecutados por el aparato represivo del Estado durante las décadas de los 70 y 80.

En junio de este año, CO-MADRES denunció el desalojo irregular de sus oficinas, impulsado por  la Federación Nacional Sindical de Trabajadores Salvadoreños (FENASTRAS), aduciendo que la organización ha dejado de operar debido al fallecimiento de algunas de sus integrantes. Aunado a ello, el pasado 20 de julio personas desconocidas allanaron el lugar en el que se almacenan los archivos y extrajeron expedientes relacionados con desapariciones de niñas, niños y adultos mayores durante el conflicto armado.

Ante los hechos antes mencionados, las y los integrantes del Comité en Solidaridad con el Pueblo de El Salvador (CISPES):

  1. Rechazamos las acciones de desalojo de la oficina en la que CO-MADRES ha operado desde 1988. FENASTRAS debe honrar su compromiso y hacer el traspaso del inmueble sin hacer uso de artimañas legales en detrimento del Comité.
  2. Exhortamos a las autoridades competentes a investigar el hecho de manera transparente y eficiente, bajo un enfoque de justicia y derechos humanos, y no por medio de procesos viciados por intereses oscuros que buscan eliminar la memoria histórica del conflicto armado y sus víctimas.
  3. Llamamos a un cese a la vulneración de archivos históricos fundamentales para la memoria colectiva del movimiento popular salvadoreño.
  4. Consideramos urgente el establecimiento de medidas de protección para las integrantes de CO-MADRES y para las y los representantes de la oposición, liderazgos populares, organizaciones sociales y personas defensoras de los derechos humanos y el medio ambiente que son víctimas de persecución política.

Del mismo modo, vemos con preocupación la falta de pronunciamiento por parte del Estado salvadoreño, ya que las tendencias autoritarias y el discurso anti-memoria histórica del presidente Nayib Bukele representan un grave riesgo para el pueblo salvadoreño, el cual no merece ser víctima nuevamente de prácticas violentas y represivas, como las ejercidas por las dictaduras militares en el siglo pasado.

CO-MADRES lleva a cabo una significativa labor desde 1975, constituyendo el primer movimiento en la historia del país en apoyo y acompañamiento a mujeres familiares de víctimas de desapariciones en El Salvador a causa del conflicto.

En 2021, ¡la lucha por la verdad y la justicia continúa!

Reiteramos nuestra solidaridad con todas las madres, hijas, hermanas y/o esposas de personas desaparecidas y asesinadas durante el conflicto armado, a quienes el Estado salvadoreño les continúa negando su derecho a la verdad, reparación y justicia.

Similar Entries

Conozca algunas de los donates que hacen posible nuestro labor!

"Apoyo a CISPES porque continuar la lucha para la justicia social y un pais enfocado en el pueblo significa continuar el sueno y sacrificio de miles de mis compatriotas Salvadoreñas que dieron su vida por esta visión. - Padre Carlos, New York City

Recent Posts

Protesters gather on October 17 in the center of San Salvador to denounce abuses of the Bukele administration

17 de octubre: Más de 4 mil personas se reúnen en San Salvador para denunciar abusos del gobierno de Nayib Bukele. Crédito de imagen: Bloque de Resistencia y Rebeldía Popular

In San Salvador, judges, legal associations, and activists march to the Legislative Assembly in defense of the Constitution and against recent reforms. Photo credit: FESPAD.

Homage to the victims of the massacre in the village of El Mozote, Morazan
Image: CISPES