El Salvador pide explicaciones al Gobierno de EE.UU. sobre espionaje en América Latina

Noticias

Funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador anunciaron que pedirían explicaciones al Gobierno de los Estados Unidos sobre los recientes informes de espionaje a gran escala y monitoreo ilegal de las telecomunicaciones en toda América Latina. Documentos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) filtrados por Edward Snowden demostraron que el gobierno de EE.UU. se había asociado con proveedores privados de telecomunicaciones en todo el continente para recoger información. El diario brasileño O Globo fue el primero en publicar la noticia. El objetivo principal del espionaje era reunir información sobre la industria petrolera nacionalizada de Venezuela, la industria eléctrica nacionalizada de México, así como la inteligencia militar de toda la región. Para ello, millones de comunicaciones de personas en Brasil, Colombia, Venezuela, Argentina, Paraguay, Chile, Perú, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, México y El Salvador estaban siendo monitoreadas de manera indiscriminada. Lea más sobre el programa de espionaje en este artículo de Benjamin Dangl. "Nuestro gobierno está siguiendo la situación", manifestó Jaime Miranda, Viceministro de Cooperación para el Desarrollo de El Salvador, "que está en contradicción con el principio de soberanía y viola los derechos de los salvadoreños a la intimidad". En un comunicado oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que usaría la vía diplomática para pedir explicaciones al gobierno de EE.UU. Las operaciones de espionaje a gran escala demuestran la constante actitud prepotente del gobierno de EE.UU. en sus relaciones con América Latina, en un momento en que los gobiernos y los movimientos sociales de todo el continente están afirmando su soberanía. Y el interés en la recopilación de información sobre las industrias nacionalizadas refleja la política económica de EE.UU. en la región, que busca abrir nuevos mercados a las empresas privadas, en particular las de propiedad estadounidense. Sin embargo, las respuestas de los jefes de Estado latinoamericanos, que van desde la preocupación a la ira, también reflejan que los pueblos de América Latina no comparten la opinión de que viven en el “patio trasero” de EE.UU.

Similar Entries

Conozca algunas de los donates que hacen posible nuestro labor!

Mi donación mensual es una manera pequeña pero importante para invertir en la solidaridad y mantener mi propia conexión a la lucha, y asegurar que CISPES tiene los fondos para continuar su trabajo importante. - Amanda Kistler, Washington, DC

Juntase con Amanda hoy y donar a CISPES!