Expresidente Saca y seis funcionarios detenidos por malversación de $246 millones

Noticias

El fiscal general de El Salvador ha acusado al expresidente de El Salvador Antonio Saca (2004-2009) de malversar de hasta $246 millones de una partida secreta de la Casa Presidencial y desviar los fondos a 14 diferentes cuantas personales e empresariales. El expresidente y seis otros funcionarios de su administración enfrentan cargos de malversación, agrupaciones ilícitas y peculado de dinero; todos se encuentran encarcelados mientras desarrolla el juicio.

El caso surgió cuando la Sección de Probidad de la Corte Suprema abrió un juicio civil para investigar el mal uso de fondos por Elmer Charlaix, quien fue el secretario personal del presidente durante la administración de Saca. Durante los primeros 10 meses de la presidencia de Saca, Charlaix recibió $15.8 millones en depósitos a su cuenta personal desde una cuenta presidencial frecuentemente llamada la ‘partida secreta’. En su defensa, Charlaix sostuvo que los depósitos fueron legales, y no podía divulgar su finalidad porque “obedecen a las actividades de inteligencia del Estado, conocidos como los gastos reservados y secretos.”

Sin embargo según el Fiscal General Douglas Meléndez, los fondos fueron distribuidos entre otros funcionarios públicos, empresarios, el partido ARENA, y el expresidente Saca mismo. Además de Saca y Charlaix, cinco más personas fueron detenidos y acusados en el caso; Julio Rank, el exsecretario de Comunicaciones de Saca; César Funes, quien fue el encargado de servicio público del agua, ANDA durante la administración de Saca; y tres funcionarios actuales en la Casa Presidencial que han trabajado en administración financiera desde 1994.

El Fiscal General Meléndez acusó que durante la administración de Saca un total de $246 millones fue sacado de la partida secreta, aunque notó que es posible que algo del dinero fuera usado apropiadamente. En 2010 la Corte Suprema declaró inconstitucional la partida secreta, pero hasta entonces existía como una cuenta de fondos públicos manejado por la Casa Presidencial sin ninguna supervisión por la asamblea legislativa o transparencia para el público. El juez en el caso ha dictado que las cuentas bancarias de Saca sean congeladas, y que se mantenga detenido mientras procede el caso.

Saca fue el último de cuatro presidentes consecutivos del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), quien gobernó durante veinte años hasta que el partido de izquierda Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) ganó la presidencia en 2009. Después de su derrota electoral, el oligarca tradicional consolidó  su liderazgo bajo ARENA, marginando a Saca y sus  partidarios. En este entonces, un grupo de doce legisladores de ARENA desertaron y formaron el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), un nuevo partido de derecha financiado por el primo y asesor de Saca, Herbert Saca. El éxodo dejó ARENA considerablemente más débil durante su primer periodo legislativo en la oposición, y el partido expulsó al expresidente Saca, llamándole traidor.

La detención y acusación de Saca es uno de los casos de corrupción del alto perfil manejados por el Fiscal General Meléndez, quien ha recibido apoyo significativo y elogios de la embajada estadounidense por la lucha contra la corrupción. Organizaciones del movimiento social han criticado la relación cercana entre Meléndez y el gobierno de los Estados Unidos, y los han acusado de llevar una agenda política en contra del FMLN. En una entrevista de radio después de la detención de Saca, el diputado del FMLN Roger Blandino Nerio explicó la nueva voluntad política de perseguir a un expresidente de la derecha: “Se está castigando aquellos que se fueron del partido ARENA.”

Mientras tanto, la amplia coalición Alianza Social por la Gobernabilidad y la Justicia (ASGOJU) expresó su satisfacción medida por la detención de Saca, pero siguió su cuestionamiento del Fiscal General por su falta de investigar las acusaciones de corrupción en contra de dirigentes actuales de ARENA, especialmente en contra de vice presidenta de Saca y actual diputada de ARENA Ana Vilma de Escobar y en contra del actual magistrado de la Corte Suprema y donante de ARENA Belarmino Jaime. Dado la falta de acción de Meléndez, ASGOJU declaró sus planes para participar en una demanda ciudadana, un instrumento fundamental en empujar el caso de corrupción en contra del expresidente Francisco Flores.

En un comunicado, ASGOJU llamó a la población a, “exigir a la Fiscalía y al Sistema Judicial que actúen en forma transparente e imparcial. La actuación fiscal y judicial contra la corrupción debe ser pareja, sin sesgos políticos y sin la lógica de que unos casos sí hay acciones pero en otros sólo declaraciones.”

Similar Entries

Conozca algunas de los donates que hacen posible nuestro labor!

"Apoyo a CISPES porque continuar la lucha para la justicia social y un pais enfocado en el pueblo significa continuar el sueno y sacrificio de miles de mis compatriotas Salvadoreñas que dieron su vida por esta visión. - Padre Carlos, New York City

Recent Posts

Fotografía cortesía de CISPES de cubertura de portada sobre los comentarios del presidente electo de El Salvador en la Fundación Heritage acerca de la inmigración en mostrador de distribución de Washington Hispanic, en Washington, D.C.

Una participante en el Programa Nacional de Alfabetización del Ministerio de Educación muestra sus habilidades de leer a miembros de una delegación de CISPES.