Informe especial: Presidente-electo entabla nuevos vínculos regionales

Noticias

Salvador Sánchez Cerén, el ex líder de las fuerzas de la guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), asumirá la presidencia de El Salvador el 10 de junio como el primer presidente que ha surgido de los miembros del partido de izquierda FMLN. A medida que se desarrollan las preparaciones para las políticas y programas, y para el nuevo gabinete del gobierno entrante, Cerén ha estado viajando por toda la región, estableciendo relaciones estratégicas entre la administración entrante del FMLN y los gobiernos aliados, desde Venezuela y Cuba a los EE.UU. El presidente electo ha indicado un cambio en la política exterior hacia alternativas regionales sin romper los vínculos necesarios con el poderoso Estados Unidos, donde viven cerca de 3 millones de salvadoreños cuyas remesas continúan siendo un motor económico vital para el país.

En abril, Cerén pasó varios días en Cuba, donde además de reunirse con los líderes del país, se reunió con dos de los miembros de los "Cinco Cubanos", liberados en el 2011 y el 2014 de una prisión en los Estados Unidos por espionaje. El presidente-electo también visitó a Nicaragua, Guatemala, Honduras, Belice, Panamá y República Dominicana durante ese mes, comprometiéndose a una mayor integración y cooperación regional.

El 2 de mayo, Sánchez Cerén viajó a Venezuela, donde fue recibido por el presidente Nicolás Maduro. "Tenemos objetivos y principios comunes, por lo que es importante establecer este compromiso de continuar profundizando las relaciones entre Venezuela y El Salvador. Tenemos nuevos desafíos por delante para construir una realidad basada en los pensamientos del libertador Simón Bolívar y nuestro presidente Chávez", afirmó Sánchez Cerén, durante su visita a uno de los países líderes de América Latina en el desarrollo de gobierno alternativo, socialista y con amplia participación.

Durante su visita a Venezuela, Sánchez Cerén presentó una solicitud formal de adhesión a PetroCaribe, un acuerdo de compra de petróleo entre Venezuela y casi 20 países más de América Central y del Caribe. Al unirse a PetroCaribe, El Salvador tendría 90 días para pagar el 60% de su factura petrolera a Venezuela, con 25 años para pagar el 40% restante a un interés del 2%. Parte de la factura puede ser pagada con servicios o productos agrícolas o industriales — Nicaragua paga en carne y productos lácteos, mientras que Cuba paga con servicios médicos y educativos —, abriendo así un enorme mercado nuevo para los productores locales y ahorrándole al país entre $500-600 millones de dólares en petróleo solo en el primer año, fondos que estarían disponibles para financiar inversiones sociales cruciales. Se espera que El Salvador firme este acuerdo tan pronto como 1o de junio, después de lo cual la Asamblea Legislativa Nacional debe ratificarlo. "Usted puede contar con todo el apoyo de Venezuela, a través de PetroCaribe y de los instrumentos creados durante esta época de renacimiento en América Latina, puede contar con nuestro apoyo a su gobierno por los próximos cinco años", Maduro aseguró a Sánchez Cerén.

A medida que el nuevo gobierno continúa avanzando en el desarrollo de alternativas con bases sociales y sostenibles hacia un El Salvador más fuerte y más equitativo, Sánchez Cerén también ha hecho hincapié en su compromiso de mantener relaciones positivas con los Estados Unidos, que sigue ejerciendo un poder económico y político enorme sobre el país. El presidente electo pasó el 12 de mayo en Washington, DC, en reuniones con el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, la Secretaria de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, el representante comercial de EE.UU. Michael Froman y con los líderes de la Corporación del Desafío del Milenio (MCC siglas en Inglés). La Embajadora de los EE.UU. en El Salvador, Mari Carmen Aponte también se reunió con Sánchez Cerén en Washington. La visita de Sánchez Cerén a los EE.UU. tiene lugar justo durante las negociaciones en curso sobre el desembolso de casi $300 millones de dólares a El Salvador en financiamiento de la MCC, que aún se mantienen rehenes de una lista interminable de condiciones por parte de los Estados Unidos.

El próximo gobierno del FMLN de El Salvador se compromete a ampliar el camino forjado por el primer gobierno progresista del país (2009-2014), a través del acercamiento a los aliados estratégicos y uniéndose el cambio de América Latina hacia modelos de desarrollo alternativo. Sin embargo, El Salvador continúa sujeto a la fuerza del poder de EE.UU., y el presidente-electo, Salvador Sánchez Cerén y su nueva administración han tomado el camino sagaz de equilibrar delicadamente los fuertes lazos con Estados Unidos con nuevas alternativas regionales.

Similar Entries

Conozca algunas de los donates que hacen posible nuestro labor!

"Apoyo a CISPES porque continuar la lucha para la justicia social y un pais enfocado en el pueblo significa continuar el sueno y sacrificio de miles de mis compatriotas Salvadoreñas que dieron su vida por esta visión. - Padre Carlos, New York City

Recent Posts

Protester in San Salvador holds sign that reads "¡Fuera AFP!" ("Out with AFP!). AFP: Private Pension Funds Administration. Photo credit: CISPES

Military deployment in Comasagua, photo courtesy of Camilo Freedman

Comic por el Kolectivo San Jacinto de General Maximiliano Hernandez Martinez susurandole a Nayib Bukele, "Felicidades joven, ya casi se parece a mi."