EEUU toca papel oscuro en renuncio de Ministro de Seguridad

Noticias

El martes 8 de noviembre Manuel Melgar renunció su cargo como Ministro de Seguridad Pública, el puesto que ha desempañado desde que el Presidente Mauricio Funes lo nombró después de su toma de posesión del ejecutivo en junio del 2009. No se dio a conocer ninguna razón oficial por su dimisión; sin embargo, hay evidencia que señala la intervención por el parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos que desde el principio rechazó la decisión de Funes en nombrar a Melgar – quien fue un comandante guerrillero del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) durante la Guerra Civil en el país – como Ministro de Seguridad Pública. Un cable de la Embajada estadounidense en San Salvador publicado por Wikileaks, con fecha de apenas ocho semanas después de que Melgar fue nombrado, afirma que Melgar tiene “las manos manchadas de sangre,” una afirmación irónica de parte del gobierno estadounidense considerando que la ONU ha informado que más de 80% de las 70,000 personas asesinadas durante la Guerra Civil fueron asesinadas por el ejército salvadoreño y las escuadrones de la muerte, cuyos cordón umbilical financiero era el gobierno estadounidense. Según el cable, la oposición estadounidense a Melgar se deriva de su conexión floja a una misión del FMLN llevada a cabo en en la colonia élite de la Zona Rosa en San Salvador que resultó en las muertes de cuatro Marines estadounidenses y además civiles salvadoreños y estadounidenses; en aquel entonces, Melgar fue parte del liderazgo general del FMLN y no fue el comandante supervisor de la misión. El funcionario de la Embajada sigue diciendo que el financiamiento para la Iniciativa Mérida, una de las iniciativas de “la Guerra contra las Drogas” de los Estados Unidos en América Latina, será “dependiente de la dirección de Washington sobre como mejor trabajar alrededor de Melgar.” Detrás de las puertas cerradas, Washington seguía exigiendo la destitución de Melgar hasta el día de hoy, repitiendo el implacable coro de llamadas para la sustitución del ministro hechas por el partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) – el partido fundado por el arquitecto de las crueles escuadrones de la muerte, el Mayor Roberto D’Aubuisson. Según el periódico digital El Faro, fuentes de alto nivel adentro del Ministerio de Seguridad Pública afirman que la destitución de Melgar fue una condición para implementar el programa Asocio para el Crecimiento, que fue oficialmente firmado por los dos países apenas cuatro días antes del renuncio de Melgar. Este programa, Asocio para el Crecimiento, está siendo promovido como un apoyo estadounidense nuevo para el desarrollo económico del país. Desde su toma de posesión el Presidente Funes y el FMLN han llamado para soluciones económicas a la situación de inseguridad del país, abordando el tema de las pandillas y la violencia como un resultado de los altos niveles de pobreza y exclusión social que deben ser enfrentados a través de la creación de oportunidad económica. Al contrario, el primer informe del Asocio para el Crecimiento identifica el crimen violento como el principal obstáculo al crecimiento económico en el país; y así convierte un programa de asistencia económica en otra herramienta para la intervención estadounidense en la seguridad pública de El Salvador. El FMLN ha expresado preocupación que el Asocio para el Crecimiento solo va a aumentar la militarización de la seguridad pública en El Salvador, dando marcha atrás a la separación estricta del ejército y la seguridad pública que fue lograda en los Acuerdos de Paz en 1992. Mientras actualmente hay tropas apoyando la policía y en los centros penales (en puestos sin contacto con los presos), líderes del FMLN están preocupados que este programa aumentará dramáticamente el papel de las Fuerzas Armadas en las decisiones y la implementación de la seguridad pública; en México, este modelo ha causado más de 40,000 muertes entre 2006 y 2010. El Asocio para el Crecimiento de Washington no es la única nueva iniciativa de seguridad para El Salvador. A través de su poder financiero, los Estados Unidos está modelando la pre-existente Iniciativa Centroamericana de Seguridad Regional (CARSI) para seguir el modelo de los programas notorios de la Guerra contra las Drogas, Plan Colombia y la Iniciativa Mérida. Ambos programas han exacerbado los problemas del narcotráfico y la violencia en Colombia y México y además generan una miríada de violaciones de derechos humanos. El Comité en Solidaridad con el Pueblo de El Salvador considera que la aparente intervención estadounidense en los asuntos internos de Estado de El Salvador es una grave violación de su soberanía nacional. El gobierno salvadoreño a través de su mandato del pueblo salvadoreño tiene el derecho y la responsabilidad exclusiva de elegir su Ministro de Seguridad. Es extremadamente decepcionante que la larga y vergonzosa historia de intervención estadounidense de este tipo ha continuado bajo la administración de Obama. El hecho de que las propuestas de seguridad hechas por Presidente Funes, el FMLN y el pueblo salvadoreño - que incluyen desarrollo económico equitativo y sostenible - han sido negado por el gobierno estadounidense nos hace claro que el involucramiento actual de los EEUU en CARSI y el Asocio para Crecimiento responde a la agenda propia de los EEUU y que ese involucramiento intensificará la violencia, la militarización y la injusticia en la región.  

Similar Entries

Conozca algunas de los donates que hacen posible nuestro labor!

"Apoyo a CISPES porque continuar la lucha para la justicia social y un pais enfocado en el pueblo significa continuar el sueno y sacrificio de miles de mis compatriotas Salvadoreñas que dieron su vida por esta visión. - Padre Carlos, New York City

Recent Posts

Military deployment in Comasagua, photo courtesy of Camilo Freedman

Comic por el Kolectivo San Jacinto de General Maximiliano Hernandez Martinez susurandole a Nayib Bukele, "Felicidades joven, ya casi se parece a mi."

El Comité de Familiares de Presos Políticos de El Salvador celebra una rueda de prensa en San Salvador para anunciar la entrega de cartas de la comunidad internacional a diversas instituciones del Estado.