Resolución de la crisis de la Corte Suprema rompe el control de ARENA sobre el poder judicial

Noticias

One of the meetings between all political parties, mediated by President Funes.

Reportaje sobre esta noticia importante de agosto fue pasado por alto mientras la Brigada Médica de CISPES trabajaba con los Equipos Comunitarios de Salud en Chalatenango.

Después de casi tres meses de incertidumbre en cuanto a quiénes ocuparían 10 de los 15 plazos de la Corte Suprema, Presidente Funes anunció que todos los partidos políticos del país habían llegado a un acuerdo para terminar el conflicto entre la Asamblea Legislativa salvadoreña y la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema. Después de 17 rondas de negociaciones a lo largo de 27 días, en los cuales el partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) se enfrentó contra todos los demás partidos, un acuerdo fue mediado finalmente por Funes mismo con representantes de todos los partidos.

El acuerdo estipuló que la Asamblea ratificaría los diez magistrados de la Corte Suprema y sus diez suplentes cuyos elecciones en 2006 y 2012 habían sido declaradas inconstitucionales por la Sala de lo Constitucional en junio de este año, así como una decisión a elegir a José Salomón Padilla como Presidente tanto de la Corte Suprema como de su Sala de lo Constitucional. La elección de Padilla, quien abiertamente simpatiza con el partido de izquierda el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), constituye un duro golpe a la dominación histórica derechista sobre las cortes.

Además, el FMLN junto con la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), la Concertación Nacional (CN), y el Partido de la Esperanza (PES) votaron para aprobar una reforma constitucional que manda a cada legislatura elegir a un solo grupo de magistrados por cada periódo, corrigiendo así el vacío legal que inició el conflicto. ARENA, en un aparente cambio a su posición inicial, se opuso a la reforma, dando más credibilidad a las críticas que afirmaron que el partido derechista, con temor de perder su control sobre el poder judicial del gobierno salvadoreño, estaban actuando para desestabilizar y generar caos. A pesar de los esfuerzos de conservadores estadounidenses para aprovechar de la crisis para demonizar al FMLN y socavar la administración, fue ARENA que perdió credibilidad política como la única oposición a un acuerdo con un fuerte apoyo de todos los partidos.

Similar Entries

Conozca algunas de los donates que hacen posible nuestro labor!

Profile PictureMi donación mensual es una manera pequeña pero importante para invertir en la solidaridad y mantener mi propia conexión a la lucha, y asegurar que CISPES tiene los fondos para continuar su trabajo importante. - Amanda Kistler, Washington, DC

Juntase con Amanda hoy y donar a CISPES!

Recent Posts

Fiscal General de los EEUU Jeff Sessions. Foto: Contrapunto

Organizaciones del movimiento social manifiestan contra los recientes decisiones de la Sala de lo Constitucional.