El Asocio Para El Crecimiento Impulsa la Privatización Como Modelo de Desarrollo en El Salvador

Noticias

Desde el 4 al 6 de diciembre, funcionarios de los Estados Unidos y El Salvador llevaron a cabo la primera evaluación anual del Asocio para el Crecimiento (PFG por sus siglas en inglés), una iniciativa para estimular la economía salvadoreña. En el 2011, la administración de Funes aceptó este acuerdo bilateral ofrecido por Obama durante una visita a El Salvador, y firmó un Plan de Acción Conjunta con el gobierno de los Estados Unidos que identificaba la lucha contra el crimen y la promoción de inversión extranjera como la senda a seguir para hacer crecer la economía salvadoreña.

El PFG refleja claramente la Estrategia de Seguridad Nacional del presidente Obama, que consiste en una estrategia con tres pilares para América Latina; el envío de dinero, entrenamiento y armas para combatir la ineficaz y mortal Guerra Contra las Drogas; el uso de cooperación para el desarrollo como una herramienta para la influencia estadounidense en la región; y asegurarse que “mercados” nuevos, como los recursos naturales y las industrias y servicios públicos se ofrezcan a las corporaciones transnacionales. Los diferentes programas y propuestas de leyes que se destacan en la evaluación anual del PFG corroboran lo que Gilberto García, del Centro de Estudio y Apoyo Laboral dice que es su objetivo principal: “generar un clima de negocios que beneficia principalmente a las empresas multinacionales de los Estados Unidos.”

Los delegados del Departamento de Estado de los EEUU., de Tesorería, de USAID y de la Corporación Desafío del Milenio se reunieron con el Consejo para el Crecimiento, integrado por funcionarios del gabinete económico de El Salvador y los empresarios más ricos del país, y emitieron una evaluación positiva de los avances realizados para alcanzar los 20 objetivos y acciones que se habían propuesto. En concreto, la delegación mencionó las nuevas iniciativas bilaterales de seguridad, programas para capacitar a jóvenes para puestos de trabajo con restaurantes estadounidenses de comida rápida, hoteles, y Wal-Mart, y nuevos anteproyectos de ley presentados a la legislatura salvadoreña para incentivar la inversión extranjera.

Como lo ha hecho en ocasiones anteriores, Mari Carmen Aponte, la embajadora de EEUU en El Salvador, amenazó que no se desembolsarían los fondos para desarrollo si la legislatura salvadoreña no aprueba el anteproyecto de ley de Asocio Público-Privado que subastaría empresas estatales y servicios públicos a compañías privadas, poniendo en peligro miles de puestos de trabajo y también el acceso a servicios públicos esenciales.

La solución de inversión extranjera que la PFG propone para el crecimiento económico en el país ya ha fracasado en El Salvador. Según el Dr. Salvador Arias, un economista y asesor legislativo, la inversión extranjera sólo ha significado que las ganancias son "extraídas" del país y los empleos que crea pagan "salarios muy bajos" que no mejoran la situación de la mayoría empobrecida de la población.

 Traducción de inglés por Mauricio Berho.

Similar Entries

Conozca algunas de los donates que hacen posible nuestro labor!

"Apoyo a CISPES porque continuar la lucha para la justicia social y un pais enfocado en el pueblo significa continuar el sueno y sacrificio de miles de mis compatriotas Salvadoreñas que dieron su vida por esta visión. - Padre Carlos, New York City

Recent Posts

Message painted on wall during anti-privatization march in San Salvador: "Water belongs to the people." Image credit: CISPES

Students occupy university campus

University students occupy campus in response to eviction notice from Ministry of Education. Photo credit: Fuerza Estudiantil Salvadoreña (FES).